Tras cinco años, 150.000 visitantes y más de 199.000 páginas vistas, hoy cerramos el blog ‘Ya que no podemos hablar’.

Hay muchas razones, todas sencillas, ninguna grave. Una de las principales es mi desacuerdo con la publicidad que usted ve a los pies de esta entrada, una publicidad que yo no controlo y que muestra anuncios que no siempre son oportunos. Las entradas más populares han sido las principales víctimas de la publicidad más cuestionable. Creo que ni su atención ni sus comentarios merecen ese mercadeo del que ninguno de nosotros nos beneficiamos, pero del que blogueros y lectores somos parte imprescindible.

Abandono este blog, pero no sus contenidos. Las entradas se están migrando a una nueva plataforma, en la que mi grado de control sobre lo que se muestra es mucho mayor. Cuando esté disponible, la colgaré en esta página, por si les interesa.

Les agradezco su atención y sus comentarios a lo largo de estos años, de los que tanto he aprendido, que me han hecho repensar sobre lo pensado, releer lo escrito, reescribir lo elaborado. Han sido lo mejor de este blog.

Gracias

Teodoro J. Martínez

 

Anuncios